domingo, 30 de marzo de 2014

Zharnell Hughes: El prodigio de Anguila

Aún no ha empezado la temporada al aire libre y ya tenemos una gran sorpresa este año: Zharnell Hughes


Ya era conocido en categorías inferiores desde hace algún tiempo pero sus marcas aún no eran relevantes en cuanto a nivel profesional se refiere.

Y durante estos días ha dado ha dado ya el primer aviso de lo que puede venir en breve:
Este joven corredor de Anguila de apenas 18 años ha corrido en los campeonatos High School (instituto) de Jamaica en 10.12 ganando en los 100 metros (pulverizando además el récord de los campeonatos de Yohan Blake con 10.21) y un magnífico 20.32 (amenazando el récord de los campeonatos de Usain Bolt con 20.25, aunque éste lo hizo con 16 años) en semifinales del 200 trotando los últimos 15 metros.
Es evidente que valía al menos 20.20 en la final pero desgraciadamente se lesionó tras el 100m y no pudo correr.

Final 100 metros

video

Semifinal 200 metros

video


Algo extraño ese calendario de pruebas ya que corrió antes la semi del 200 que la final del 100?¿
Sin duda ha sido algo que le ha perjudicado.

De todos modos con esta increible progresión es muy posible que este año se acerque a los 10.0 y los 20.0 en las 2 pruebas del sprint y en 2015 pueda intentar los sub10 y sub20 si no tiene problemas físicos.
Según los datos que dan es un sprinter de gran altura, alrededor de 1.90 metros, por lo que puede tener un potencial enorme.

Por ejemplo el 10.12 del 100 lo hizo en 45 zancadas, cantidad que con su altura puede recortar a unas más eficientes 43-44 po lo que tiene buen margen aún.

Seguiremos a este corredor atentamente porque puede ser una de las primeras espadas mundiales en pocos años.

lunes, 17 de marzo de 2014

12 m/s: La velocidad de las leyendas

Todos sabemos que la gran mayoría de carreras de 100m de élite acaban rozando los 10 segundos, lo que nos da una media de aproximadamente 10m/s.

Como es lógico, durante la carrera se producen puntas de velocidad bastante superiores.
Para bajar de los 10 segundos la totalidad de los sprinters necesitan superar los 11.5 m/s pero muy pocos logran la proeza de superar la increible cifra de 12m/s que separa los velocistas de gran nivel con los de auténtica leyenda.

Así los primeros en superar esa cifra (al menos de manera oficial y en una gran competencia) fueron Ben Johnson y Carl Lewis en esa famosa carrera de la final de los JJOO de Seúl 1988.
Muchos recordaréis el gesto del brazo levantado del canadiense, la cara de decepción del "hijo del viento" y la descalificación pocos días despúes de Johnson al dar positivo en un control de dopaje por esteroides.


En principio para alcanzar 12 m/s (+43 kms/h) se necesita correr muy rápido y conseguir un tiempo de escándalo, pero Lewis fue una de esas escasas excepciones que sin apenas poder bajar de 9.9 era capaz de alcanzar velocidades de vértigo pasada la mitad de la carrera.

Así su compañero Leroy Burrell siendo casi igual de rápido (le quita el WR de Seúl pocos años después y vuelve a romperlo cuando Lewis lo recuperó al poco tiempo) no llegaba a alcanzar esas cifras tan brutales de velocidad punta.

Carl Lewis volvió a conseguir la proeza en Tokyo 1991 en la final del mundial dónde derrota in extremis a Burrell.
Esta final tiene el problema que el estudio que se realizó de la carrera tuvo algunos fallos importantes en las mediciones, ya que salían a relucir velocidades puntas en la gran mayoría de velocistas en los 70 u 80m cuando en el 99% de los casos que se han estudiado en carreras se dan rondando los 55-60 m.
De todos modos es muy factible que Lewis si hubiese llegado a esa punta durante la carrera.


Tienen que pasar 5 años hasta la llegada del potentísimo Donovan Bailey para ver a alguien superar esta velocidad punta, alcanzando el canadiense la impresionante cifra de 12.1 m/s durante su WR de 9.84 en los JJOO de Atlanta.
Corredores como Boldon y Fredericks hicieron marcas de gran consideración todos esos años pero al no existir ningún estudio fiable no podemos estar seguros que lo hayan conseguido.


Al año siguiente emerge la gran figura del dominador del próximo lustro: Maurice Greene.
Mo se hace con el título en el mundial de Atenas superando a Bailey aunque ambos rozan la mítica barrera: 11.87 m/s como velocidad máxima durante la carrera.
Pero poco tiempo después y con su WR de 9.79 Greene se mete en el grupo de elegidos.
Posteriormente en un análisis oficioso se le llega a medir velocidades rondando los 12.2 m/s en un mitin de Roma en 1999 y en otro más oficial la misma cantidad en los JJOO de Sydney.


Y llegamos a la época menos bonita del sprint, con la aparición de Tim Montgomery que tras su WR momentáneo de 9.78 tambien logra superar los 12 m/s.
De repente aparece por fin un jamaicano de gran nivel en el sprint, Asafa Powell, y empieza a romper WR como si tal cosa.
Hasta en 3 ocasiones logra el récord mundial en 9.77 pero basándose sobre todo en una gran salida y una buena resistencia a la velocidad que no le permite superar los 12 m/s


El americano Justin Gatlin que había ganado brillantemente JJOO y mundial en el hectómetro es pillado por dopaje tras empatar dicho WR.
De cualquier modo tampoco pudo superar en esas circunstancias el reto de los 12m/s, consiguiendo en dicha carrera una resistencia a la velocidad inaudita hasta la fecha (de los 40m a los 100 a casi igual velocidad, unos 11.90 m/s)

Es ya en 2007 cuando Powell tras ser derrotando humillantemente por el dominador de ese momento, Tyson Gay, por fin rompe la barrera de los 12m/s con su WR de 9.74 manteniendo esta gran velocidad en casi 30 metros.
A Gay aún le faltaba algo de punta pero ya se le veían maneras tras realizar un fantástico 11.83 m/s en la final de Osaka con un viento de -0.5 m/s.


2008 iba a ser la presentación del mayor fenómeno jamás existido en el mundo del sprint: Usain Bolt.
Tras apenas debutar el año anterior, decide correr el 100m durante esa temporada.
En su tercera carrera realiza un fulgurante 9.76 que aunque no existen datos detallados de esa carrera la probabilidad que haya alcanzado velocidades de al menos 12.1 m/s es altísima.
Y poco tiempo despúes llega su WR de 9.72, donde se le miden velocidades alrededor de 12.2 m/s, absolutamente asombroso.


Pero Gay no había dicho su última palabra y tras llegar a los trials como una moto consigue un fantástico 9.77 rozando los 12.2 m/s.
La lástima es que para conseguir esta hazaña pone su cuerpo al límite y llega a los JJOO de Pekín con serias molestias que le descartan para las medallas (finalmente no llega ni a la final)
Por el contrario Bolt llega aún en mejor forma y supera los 12.2 m/s durante más de 30m en dicha final¡¡¡¡


Además protagoniza el jamaicano otra carrera legendaria poco después, cuando tras dormirse en la salida contra Powell(acababa de hacer marca personal en Lausanne y superar nuevamente los 12 m/s) en Bruselas y realizar una salida normalita tiene que remontar con gran potencia realizando en una pista húmeda 9.77 con -1.3 m/s.
Con seguridad en esta carrrera Bolt superó la cifra legendaria de la que hablamos en este artículo.

A partir de 2009 veremos varias de las mejores carreras y marcas que se han dado en la historia del sprint.
Algunas de ellas analizadas por expertos biomecánicos y otras dónde sólo podemos hipotetizar.

Por ejemplo antes del fantástico mundial de Berlín, se dan 2 marcas enormes como son el 9.77 de Gay en Roma o el 9.79 de Bolt en París.
En la de Gay no hay referencias de ningún tipo pero parece factible que hubiese superado esta cifra de velocidad punta.
De Bolt tenemos al menos la referencia de 6.40 a su paso por el 60m medido por biomecánicos en Francia.
Conociendo la progresión habitual de Bolt y teniendo un final inferior a 3.4 es un hecho que haya alcanzado esta gran velocidad.

Ya en Berlín los estudios realizados nos dan datos excelentes como son la asombrosa velocidad de 12.34 m/s alcanzada por Bolt en su WR de 9.58 y los 12.20 de Gay en su excelente marca de 9.71
Powell en su mejor carrera en un gran campeonato rozó la mágica cifra, al registrar 11.99 m/s.


Un dato a destacar de Bolt con respecto a todos los grandes sprinters que han existido es que "el Rayo" es capaz de alcanzar dicha velocidad punta rozando los 70 metros¡¡¡
Así en Berlín lo logró a los 67.9 metros.
Por comparar con sus grandes rivales esa noche, Gay lo consiguió a los 55.23 m y Powell a los 53.75 m.
En posteriores artículos profundizaremos más sobre algunos de estos aspectos importantes en el desarrollo de una carrera de velocidad.

Es una pena que en muchas carreras no hayan análisis detallados o que incluso cuando se realizan muy pocos son capaces de acceder a ellos ya que sólo circulan entre los profesionales de la biomecánica.
Desde Locura por el sprint, siempre que podamos dar datos que nos puedan aclarar más el desarrollo de las carreras y entender mejor la evolución de las mismas lo haremos.

Así tanto en la famosa carrera del 9.69 de Gay como en sus muy buenos 9.78 o 9.79 de 2010 en Londres y Bruselas no tenemos ningún dato pero podemos afirmar con seguridad que superó esta velocidad.
En el caso del 9.78 de Carter no tenemos referencias de otras carreras de nivel suyas pero observando que se basa sobre todo en un fuerte inicio de carrera hay serias dudas que lo hubiese conseguido.


Ya en 2011 sorprende Gay con un 9.79 en una pista casi desierta en Florida ,donde es posible que hubiese rondado los 12 m/s pero no tenemos seguridad , y Powell vuelve por sus fueros con un sensacional 9.78 con gran soltura donde si que podemos estar más convencidos de que pudiera haber conseguido este tope (de todos modos ambas dudosas)

Bolt tiene una temporada irregular este año tras la lesión en 2010.
Pero llega en plena forma a Daegu dónde sólo una precipitación en la final le priva del oro.
Como ya comentamos en otro artículo,la victoria de Bolt era 99.9% segura.

Se analizaron las rondas de Bolt donde como todos sabemos el astro jamaicano apenas corre al 80% sin apretar mucho al principio y caminando incluso al final.
Pues sus parciales a los 30 y 60 metros e incluso su velocidad punta (11.74 m/s) fueron casi calcados a los de la final de Yohan Blake corriendo éste a tope.
Además para ratificar el gran estado de forma de Bolt (ya se vio tambien previamente con un 19.40 por calle3 en el 200 y un 8.80 en última posta del 4x100) tenemos un análisis de los biomecánicos belgas de su fulgurante 9.76 en Bruselas no mucho más tarde.
Se le mide una velocidad punta de 12.22 m/s conseguida nada menos que a los 67.13 metros e incluso supera los 12.2 m durante al menos 20 metros en total..


2012 sería otro año de grandísimo nivel.
Bolt empieza la temporada brutalmente con 2 9.7 a finales de mayo y principios de junio (algo nunca realizado con anterioridad) superando este tope con facilidad.
En Roma se le midió 6.39 mientras que en Oslo 6.38 a los 60 metros.
Posteriormente llega lesionado a los trials y es ahí donde Blake supera por 1ª vez el codiciado tope con su enorme 9.75.
Gatlin realiza por su parte 9.80 en USA pero sin ningún parcial de referencia y conociendo sólo sus progresos en carreras de hace bastantes años es complicado pronosticar algo.


En los JJOO de Londres aún sin publicarse ningún estudio a nivel público, hemos podido acceder a algunos datos y así Bolt en su magnífico 9.63 alcanza una velocidad punta de 12.3 m/s (probablemente en torno a los 65m) mientras que Gay y Blake pasaron de los 12 m/s.
Con Gatlin nuevamente sin tener un análisis más detallado tenemos dudas, incluso teniendo una cierta referencia con su paso de 6.37 por el 60m  (Bolt 6.32,Gay 6.38,Blake 6.38) aunque está claro que si lo ha podido conseguir alguna vez esta ocasión fue la más proclive con los mejores sprinters de la historia, gran viento a favor y una pista realmente rápida.


Semanas más tarde  un Blake totalmente relajado y sin presión realiza la carrera perfecta en la cierta altitud de Lausanne consiguiendo un sorprendente 9.69.
Que haya podido estar alrededor de 12.2 m/s podría ser posible.


Un Bolt ya cansado y sin ganas de correr demasiado tuvo el privilegio nuevamente de ser analizado por los biomecánicos en Bruselas, dándonos las cifras de 12.05 m/s a los 60.87 m

2013 fue un año convulso para las carreras de velocidad.
La cosa prometía con un Gay super motivado y como una moto realizando varios 9.7 antes del mundial.
Aunque los 12m/s cayeron con rotundidad , al poco tiempo dio positivo por dopaje y fue eliminado de toda competencia.
Blake se lesionó de gravedad y Bolt y Gatlin fueron cogiendo forma poco a poco.
Apenas destaca en esta temporada el carrerón del jamaicano en Moscú donde tras medírsele un tiempo de 5.61 (por tanto 6.43-6.44 a los 60) a los 50m estamos hablando de una velocidad superior a los 12.1 m/s


Nuevamente es una lástima el poco acceso a datos de este calibre que harían mas efectivos estos análisis.
Posiblemente este año o el próximo se vayan desvelando más datos de esta carrera y podremos comentar más detalles.

Espero que les haya parecido interesante este artículo.

domingo, 9 de marzo de 2014

Sub 6.5: El camino para bajar de 10 segundos

Acaba de finalizar el mundial indoor de 60m con la gran sorpresa de la victoria del británico Kilty, realizando una muy buena marca de 6.49.

La sensación hasta el momento en esta tempora indoor del sprint, la emergente estrella americana Marvin Bracy, ha quedado en muy buen 2º lugar con unos interesantes 6.51.

Probablemente era el gran favorito en la final, tras las bajas por lesión de Dasaolu,Vicaut y Yunier Pérez , por veto político de Collins (bajando su mejor marca de siempre hace muy poco) o la de Gatlin por querer dedicarse plenamente a la temporada al aire libre.
Pero para tener apenas 20 años cumplidos ha hecho un mundial  realmente bueno, siendo además su debut en la alta competición..


Por otro parte Nesta Carter fue la gran decepción tras marcar un flojo 6.57 en la final para un 7º puesto, muy alejado de su 6.50 que hizo en las semifinales.
Esta final ha sido la de mayor nivel de la historia con 6 corredores con una marca de 6.53 o mejor y el 8º con una marca nada despreciable de 6.57.

Y ahora vayamos al tema de este post: el sub 6.5

Para quien no lo sepa, es la barrera que hay que superar en un 60m si queremos tener grandes opciones de bajar de los 10.00 en los 100m.
Esto es debido a que la gran mayoría de sprinters rara vez son capaces de bajar de 3.50 en los últimos 40m, que es la parte donde prácticamente todos bajan su velocidad (alcanzan su tope a los 55-60 en general)y desaceleran drásticamente.


Así si nos atenemos a las estadísticas hasta este fin de semana 39 sprinters (Kilty ha sido el 40) habían bajado del 6.5 en los 60m indoor de los cuales 28 consiguieron alguna vez bajar de 10 en la prueba reina del atletismo, o lo que es lo mismo casi un 72%.

Si además analizamos en profundidad podemos ver que la gran mayoría de los que no lo consiguieron fue debido a que eran vallistas (por tanto no hacían apenas 100m), sprinters que destacaron jóvenes y luego no avanzaron (algunos USA incluso suelen coquetear con el fútbol americano) o que simplemente se quedaron a escasas centésimas del sub10.

Por tanto el bajar de 6.5 en el indoor es casi una norma para lograr posteriormente el sub10.
El año pasado mismamente lo pudimos comprobar con Vicaut y Dasaolu tras un gran europeo indoor, logrando ambos grandes marcas en verano.

Por tanto Marvin Bracy que este año ha hecho innumerales marcas en los 6.5 bajos e incluso un 6.48 con altitud se perfila como grandísimo candidato para bajar de 10 en esta temporada.
Bajo esta misma premisa Kilty tambien debería tener opciones para ello aunque personalmente tengo algunas dudas de cuan fuerte puede ser su final.
Tendremos que verle en algunas carreras a partir de mayo para opinar mejor.

Quizás la gran excepción a esta regla en la actualidad sea el talentoso Christophe Lemaitre que con sus salidas en general malas y unos primeros 30m bastante flojos es capaz , incluso pasando no muy por debajo de los 6.6 segundos a los 60m , de bajar de los 10 segundos en el 100.